fbpx

Artes Marciales ¿Moda o Entrenamiento funcional ancestral?

Artes Marciales, acondicionamiento físico y funcionalidad ancestral

Por Rubén Key, equipo de redacción Clubes & Gimnasios

Cuando hablamos de artes marciales, una imagen que llega a la mente de inmediato es Bruce Lee en aquellas películas donde el bien triunfaba, o escenas de Karate Kid. Sin embargo, ese es el punto de vista más antiguo de estas disciplinas ancestrales. Actualmente, las que marcan pauta son las artes marciales mixtas, que movilizan millones en publicidad en combates televisados como y cuyos fanáticos van in crescendo a escala mundial. En este caso, si nos vamos de nuevo a los filmes, los protagonistas son Chuck Norris, Jean Claude Van Damme, Vin Diesel y “La Roca”, entre otros.

Entre la tendencia al pensamiento filosófico que acompaña a las artes marciales, y otra mucho menos contemplativa y más activa, en los combates de artes marciales mixtas, hay que aclarar puntos básicos…

Disciplina para estructurar el carácter

Fundamentalmente, la esencia de las artes marciales no es andar por la vida repartiendo golpes ni demostrando supremacía. Desde sus orígenes fueron concebidas como herramientas que no solo contribuyen al buen desarrollo físico, sino que también ayudan a estructurar tanto el carácter como la conducta de quienes las practican. 

Investigaciones acerca de las mejores opciones para disminuir el problema de la agresividad en la adolescencia, se ha puesto en evidencia que las artes marciales constituyen una excelente alternativa. “Las artes marciales pueden mejorar el autocontrol, la atención y acompañamiento de regla”. (Melo, Silva, Souza, Pinto, 2016)

Rafael Carvalho da Silva Mocarzel, doctor en Ciencias del Deporte en Brasil, quien ha hecho abundantes estudios académicos sobre artes marciales, destaca que un aspecto esencial es el respeto a los preceptos ético-filosóficos. Agrega que el respeto y la humildad son básicos para la relación entre alumno y maestro, ya que este último posee más conocimiento y sabiduría, pero quien se inicia también nutre la relación al aportar habilidades y otros conocimientos. 

Técnica, más que fuerza 

Las artes marciales, en su concepto tradicional, abarcan un conjunto de técnicas que se aplican para defensa personal, así como para formación militar; puede incluir la lucha con armas, siempre y cuando no sean de fuego.

Como parte de las culturas orientales, se estima que las artes marciales surgieron en el año 400 después de Cristo. Desde entonces han evolucionado hasta el punto de que hoy en día se les practica por los más diversos motivos, desde mejorar la forma física y mantener la salud, hasta desarrollar la autoconfianza mediante la disciplina de la mente y la moderación del carácter.

También han cobrado relevancia como deporte, tanto en exhibiciones como en competencias, sin perder su esencia que se basa en conocer el funcionamiento del cuerpo del participante y de su oponente para tener ventajas al momento del combate.

Rutinas sistemáticas

Las artes marciales se caracterizan por tener técnicas organizadas en un sistema de enseñanza cuyos métodos son coherentes, codificados y efectivos. Es así como ayuda a elevar la capacidad de control de la violencia y la agresividad.

Igualmente, el entrenamiento está sistematizado, e incluye rutinas y formas que se ejecutan mediante movimientos básicos de defensa y de ataque, en un repertorio que memoriza quien practica estas disciplinas.

Cada parte del cuerpo tiene una funcionalidad asignada en las artes marciales y sus rutinas. Es así como desde los dedos de las manos y los pies, hasta codos, rodillas, pies, manos abiertas o cerradas en puño, etc., se utilizan de acuerdo con la situación a la que haya que enfrentar.

Artes marciales mixtas… No se vale todo

Como dijimos al principio de este trabajo, las artes marciales mixtas, también conocidas como MMA por sus siglas en inglés –Mixed Martial Arts, son las que actualmente atraen a más público en sus exhibiciones. También son las que llenan los gimnasios de hombres y mujeres en busca de rutinas para lograr cuerpos perfectos al tiempo que aprenden técnicas de defensa personal. 

En sus inicios, que los especialistas ubican en el año 1995, las MMA eran como el gemelo malvado de las artes marciales y se les consideraba violentas per se. Inclusive se decía que tenían mucho de pelea callejera y poco de arte marcial. También se les confundió con las peleas en las que se vale todo –free fighting

No obstante, esa percepción ha cambiado en la medida en que se han difundido los combates y se conoce acerca de las normas vigentes y las penalizaciones que aplican a la persona que las incumpla.  

Combates que encantan a todos

Un análisis acerca de la expansión de las MMA publicado por la BBC, revela cifras significativas acerca de las preferencias de la población por este tipo de combates y la rentabilidad de la transmisión televisiva o a través de Internet. 

  • Los combates son transmitidos en más de 156 naciones.
  • A más de mil millones de hogares en el mundo entero les llegan las transmisiones de las peleas.
  • En 29 idiomas diferentes se transmiten los combates.
  • En más de tres millones se estima la cifra de seguidores en YouTube a las peleas MMA. 
  • Los usuarios de Twitter que consumen contenido relacionado con artes marciales mixtas supera los cuatro millones.
  • En la red social Instagram hay más de 5 millones de personas que buscan y comparten información de combates de artes marciales. 

Se combate de pie y en el suelo

¿Qué es lo que hace tan llamativas a las artes marciales mixtas? La variedad de posibilidades de combate es uno de los elementos, así como la abundancia de técnicas de golpeo que utilizan.

En las técnicas de striking o golpes que se dan al pelear de pie, se incluyen patadas, rodillazos, puños y codazos. 

Las técnicas para pelear en el suelo, conocidas también como grappling o agarres, incluyen derribes, llaves como las de la lucha libre llamadas luxaciones articulares y estrangulaciones. 

Este tipo de artes marciales mixtas adopta movimientos de múltiples disciplinas de combate, tales como boxeo, karate, judo, taekwondo, kickboxing, muay thai, lucha libre y lucha grecorromana, así como jiu jitsu y jiu jitsu brasileño;  wushu, sambo y san da.

Famosos que aman las artes marciales 

  • El actor Chuck Norris fundó la escuela Chun Kuk Do donde es maestro de un arte marcial que combina jiu jitsu, tangsudo, lucha libre, taekwondo, shodokan y muay thai.
  • El famoso jugador de baloncesto Kobe Bryant practica Jeet Kune Do, un género de artes marciales creado por el maestro Bruce Lee.
  • “La Roca”, el actor Dwayne Johnson, cuya musculatura le ha valido ese apodo, se dio a conocer por participar en la lucha libre para WWE
  • El entrenamiento en Muay Thai hizo que el actor Vin Diesel ganara la excelente forma física que ha exhibido en sus últimos filmes. 

Ventajas de una buena preparación

El doctor Ray Haramboure plantea que los practicantes de las artes marciales desarrollan, gracias al acondicionamiento físico: fuerza, resistencia, elasticidad, velocidad y movilidad articular. La preparación técnica les da rapidez y precisión en las situaciones de combate, mientras la formación táctica les permite tomar decisiones a tiempo para un mejor resultado con un mínimo esfuerzo. Haramboure, R., “La preparación deportiva desde la óptica pedagógica de la teoría curricular. Su validez para todas las modalidades competitivas y las artes marciales” http://www.efdeportes.com/efd74/artm.htm 

La tesis Fundamentos de iniciación deportiva para escuelas de artes marciales, presentado por Oswaldo Cabal Sánchez en la Universidad de El Valle, en Cali, Colombia, plantea que un error frecuente en los deportes de lucha es pretender que el deportista que se inicia se adapte al modelo técnico, cuando en realidad lo más eficiente sería diseñar una técnica que tome en cuenta aspectos esenciales como:

  • Cualidades físicas y capacidades motrices del individuo
  • Coordinación dinámica del deportista
  • Capacidad de aprendizaje y madurez 
  • Aptitud específica para la lucha
  • Aptitud deportiva en forma general
  • El morfotipo

Beneficios de practicar artes marciales

Como has podido ver a lo largo de este artículo, las artes marciales aportan beneficios de todo tipo para quien las practica. Cuando hablamos de las AMM, el gasto calórico es significativo, de 700 calorías por hora, aproximadamente; mejora la definición muscular, la fuerza y la resistencia, así como la agilidad y la coordinación. La combinación de trabajo aeróbico-anaeróbico es lo que caracteriza a estas artes mixtas. 

La proliferación de academias de AMM en territorio mexicano y especialmente en la capital ha ido de la mano con la transmisión de combates a escala mundial. Existe un crecimiento progresivo del interés en este tipo de peleas. 

En cuanto a las artes marciales tradicionales, son aliadas para el equilibrio físico y mental, propician la socialización mediante relaciones más armónicas. No son las más populares en el marketing actual, pero el hecho de que se hayan mantenido durante siglos evidencia su importancia. 

Fuentes:

Cabezas, Y. (2014) Artes marciales: opción de acondicionamiento físico y defensa personal. Crhoy.com. Recuperado el 3 de mayo de 2018 de, http://www.crhoy.com/archivo/artes-marciales-opcion-de-acondicionamiento-fisico-y-defensa-personal-w4h3o1x/deportes/ 

Arosemena, R. (2017) Practicar artes marciales reduciría la agresión en niños y adolescentes. Psyciencia Online. Recuperado el 29 de abril de 2018 de, https://www.psyciencia.com/practicar-artes-marciales-reduciria-la-agresion-en-ninos-y-adolescentes/ 

Redacción SoloArtesMarciales (2017) Claves para aprender artes marciales: método, constancia y dedicación. Recuperado el 27 de abril de 2018 de, https://soloartesmarciales.com/blogs/news/claves-para-aprender-artes-marciales-metodo-constancia-y-dedicacion

Melo CF, Silva ADN, Souza DLA, Pinto NS. Evaluación de los efectos de la práctica de artes marciales por adolescentes para reducción de la agresividad. Adolesc Saude. 2016;13(1):66-73. Recuperado el 28 de abril de 2018 de, http://www.adolescenciaesaude.com/detalhe_artigo.asp?id=547&idioma=Espanhol 

Haramboure, R. La preparación deportiva desde la óptica de la teoría curricular. Su validez para todas las modalidades competitivas y las artes marciales (2004). EfDeportes Revista Digital. Recuperado el 27 de abril de 2018 de, http://www.efdeportes.com/efd74/artm.htm  

Cabal Sánchez, O. Fundamentos de iniciación deportiva para las escuelas de artes marciales. (2012) Universidad del Valle Biblioteca Digital. Recuperado el 2 de mayo de 2018 de, http://bibliotecadigital.univalle.edu.co:8080/bitstream/10893/4350/1/CB-0460610.pdf

Toscano, B.A. El Espíritu de las Artes Marciales. (2011). Observatorio de la Economía y la Sociedad del Japón Revista Digital. Recuperado el 24 de abril de 2018 de, http://www.eumed.net/rev/japon/